miércoles, 25 de enero de 2012

Como hacer un compost...?





Ser orgánico es  una forma de vivir. No solo se trata de proteger el medio ambiente y los recursos naturales, implica también cuidar nuestra salud a través de la buena elección  de los productos que consumimos y de la manera en que trabajamos la tierra del jardín o de la huerta.




"Un jardín orgánico se diferencia de uno tradicional por las técnicas de trabajo. 
Estas se basan en el cuidado de la vida del suelo y del medio ambiente."

Es una forma de cultivo respetuosa, que combina tradición, innovación y ciencia.     Su práctica promueve la salud y la buena calidad de vida de los seres involucrados en el proceso.

COMPOST.
El vocablo “composta” proviene del latín “componerte” que significa juntar. De aquí que el compost puede ser considerado como la agrupación de un conjunto de restos orgánicos que, a través de un proceso de fermentación, da por resultado  un producto inodoro   y con alto contenido de humus. El compost actúa como un regenerador orgánico de suelos. Se trata de la recuperación de materia orgánica a partir de los desechos originados por la actividad humana, que sin ningún tratamiento contaminarían el entorno.


Como prepararlo?
Que elementos usar:
La clasificación de la basura comienza en la cocina, separando los restos orgánicos de los inorgánicos en dos recipientes separados.
Tipos de residuos aptos: cáscaras de frutas y verduras, de huevos, te, café, servilletas de papel..
Residuos no aptos: carnes, huesos y grasa, ni restos de comidas aceitosas, latas, plásticos, metales, papel de aluminio.
Lo importante es el tamaño; cuanto mas pequeño sean los agregados, más rápida será la descomposición.

Algunas opciones son: barrido de las hojas del jardín, ramas finas trituradas, restos de limpieza de canteros, hojas y flores secas, corte de césped,  estiércol seco. También podemos usar  cajas de cartón (las de huevos o pizzas, cortadas en trozos muy pequeños, para facilitar la degradación) y pasto seco.

Que elementos del jardin no usar?
 Plantas enfermas o que hayan sufrido ataques intensos de insectos. Estos pueden sobrevivir o quedar huevos en las mismas.      Residuos de cocina si tenemos problemas de ratas en el lugar donde colocamos la compostera.    Plantas venenosas, como el laurel de jardín, el ricino y la cicuta.   Plantas que tardan mucho tiempo en descomponerse, como las hojas de magnolia, las hiedras y las suculentas, ya que son coriáceas   Malezas perniciosas, como la gramilla y el gramón, ya que un trozo de ellas puede infectar los canteros o las macetas   Estiércol de gato o perros, porque pueden   contener patógenos que no siempre mueren por efecto de la pila de cómpost. Es recomendable no usar.  Las plantas demasiado ácidas (acículas de pino) pueden agregarse en forma medida. En el caso de necesitar suelos más ácidos, podemos utilizarlas para hacer composteras


Como trabajar la pila.
Para que la descomposición  sea más rápida, es necesario agregar en capas cada uno de los materiales.
La capa inferior estará compuesta por desechos del jardín, sobre ésta, una capa de residuos de cocina, si disponemos de estiércol, agregar una capa fina, y luego una capa de tierra para evitar los posibles olores.
    Si utilizamos solamente césped recién cortado, resultara demasiado húmedo, Podemos solucionarlo agregando hoja secas o papel cortado (triturado).
    El estiércol seco y la tierra negra del jardín aportan los microorganismos necesarios. Por tratarse  de “activadores” es necesario agregarlos al principio.
     A fin de incorporar la cuota de oxígeno necesaria, debemos clavar palos para mover la pila periódicamente.
     En los períodos de sequía es necesario humedecerla.
  Tenemos que ubicarla en lugares protegidos contra los fuertes vientos y las exposiciones solares intensas, especialmente en verano.
    Es necesario que reciba agua de lluvia mientras se produce la descomposición. Una vez logrado el producto, el agua de lluvia lava los nutrientes. Por eso debemos tapar la pila con un plástico.
     El agregado de lombriz roja californiana acelera el proceso de compostado.

Para lograr una excelente descomposición es necesario que las paredes de la compostera no sean cerradas porque parte de la descomposición es aeróbica (se realiza con oxígeno).  También ayuda mover la pila para airear.

Distintos tipos de composteras:

-    Depósitos de alambre. Con cilindros de alambres de gallinero de rombos chicos.
-  De madera. Su durabilidad dependerá de la calidad del material. Si la base inferior es desmontable, permitirá ir sacando.
-     De plásticos con orificios de tres cm en los costados.
-    De otros materiales. Cañas, ladrillos, bloques de cemento o recipientes de plásticos con orificios de tres cm a los costados.

Roxana wolojviansky/ viverista.
Patricia López/ Diseñadora Paisajista.
lasmanosenlatierra.blogspot.com












No hay comentarios:

Publicar un comentario